Enviá tu WHATSAPP a la radio

ACTUALIDAD

Política: Lavagna: "Desde el principio fuimos ni Macri ni Cristina" | Economia: El campo pidió apurar acuerdo Mercosur-UE para impulsar exportaciones | Economia: Sandleris admitió que la baja de la inflación es más lenta a lo esperado |

 En vivo

Radio LT9

Opinión

Palestina en el laberinto medioriental

— Adriana Rossi

MARTES 28 DE MAYO DE 2019

Entre el 4 y 5 de mayo, desde el territorio palestino de la Franja de Gaza fueron lanzados unos 800 misiles hacia territorio israelí, por parte de los milicianos de Hamas. Los ataques fueron respondidos por Israel. Hubo muertos, la mayoría palestinos y luego una frágil tregua para no causar víctimas entre público extranjero y participantes del festival musical internacional organizado por Eurovisión en Tel Aviv.

Estos sucesos tuvieron lugar apenas unos diez días antes de una fecha histórica, la del 15 de mayo. Ese día, en 1948, se fundó el Estado de Israel, después de una guerra en la que alrededor de 800.000 palestinos se fugaron de sus tierras a las que nunca pudieron regresar. Para ellos fue el día de la Nakba, el día de la “Catástrofe”. De los desplazados, de 400.000 a 500.000 buscaron salvaguardarse en la Franja de Gaza donde actualmente viven casi dos millones de personas. Dos terceras partes de ellas son refugiados que se fueron sumando a los primeros, debido a la avanzada del Estado de Israel sobre los territorios palestinos, que causó el desplazamiento registrado de un total de 5,5 millones de personas, según relata el Embajador de Palestina, Husni Abdel Wahed, que recibió a Atlas Internacional en la sede de la embajada en Buenos Aires. 

Lo mismo pasó en Cisjordania donde la situación se agravó a partir de la guerra de 1967 en la que Israel llegó a ocupar la totalidad del territorio palestino.

A pesar de la resolución 181 de Naciones Unidas de 1947, que aconseja formar dos estados, el de Israel y el de Palestina, “el pueblo palestino no ha podido concretar su derecho a la autodeterminación y tener su estado independiente y soberano” y “siempre se enfrenta a la represión, anexión, apropiación, confiscación, construcción de asentamientos, muros”, afirma el embajador Wahed. El derecho a la autodefensa que enarbola el estado de Israel frente a los ataques, es un derecho inalienable, a pesar de ello, hasta ahora no se lo reconoce al pueblo palestino en general y al de la Franja en particular, cuyos habitantes viven en condiciones infrahumanas de acuerdo a informes de organismos de Naciones Unidas. 

Sin desmerecer a las milicias de Hamas que protagonizan desde la Franja enfrentamientos contras las fuerzas israelíes, el embajador Wahed afirma que no es entendible que la organización someta a la población a tres guerras contra Israel sin tener la capacidad de enfrentarse a una potencia militar como la de ese país. Wahed concluye sobre esta base que Israel y Hamas son funcionales el uno a los otros. “El tema de la Franja de Gaza”, “es manejado por el mismo Israel que quiere desviar la atención de sus políticas en Cisjordania” de anexión y “judialización” y por ello utiliza los enfrentamientos con Hamas, concentrando la atención mundial sobre ese territorio.

Una semana antes de los ataques los habitantes de la Franja habían dado inicio a una serie de manifestaciones en contra del dominio de Hamas. Con los bombardeos de Israel las protestas cesaron ya que nadie se iba a animar a mostrarse como un traidor de la causa de su propio pueblo. “Literalmente Israel salió al rescate de Hamas” puesto en entredicho por la población, afirma el Embajador Wahed.

Israel, que está atravesando un momento político difícil por la imposibilidad de formar un gobierno de parte del ganador de las elecciones, Benjamin Netanyahu, da signos de una derechización cada vez mayor. Ya en el pasado el ex ministro israelí Ehud Barack tuvo expresiones que alertaban sobre este fenómeno y sobre la avanzada del fascismo en la sociedad, mientras el presidente del Congreso Judío Mundial, Ronald Lauder, en tres escritos iba señalando la implementación de un estado de apartheid en Israel.

Este escenario no es favorable para la solución de la cuestión palestina. Ésta se encuentra complicada además por el apoyo incondicional de Washington a Israel y a su política de anexión de territorios, incluyendo a los Altos de Golán pertenecientes a Siria y la amenaza de más anexiones. No lo es tampoco el de toda la región donde recrudecen y se expanden los conflictos, donde la presencia militar de Estados Unidos se intensifica, a pesar de las promesas electorales del presidente Donald Trump, que anunciaba la retirada de sus fuerzas armadas. 

Hoy ya no estamos en la reedición de una Guerra Fría, afirma el embajador Wahed. Hoy estamos frente al peligro real de una guerra caliente, de una conflagración de proporciones y consecuencias desconocidas, que terminaría afectando a otras regiones del mundo. 

Adriana Rossi analista internacional

Programa Atlas Internacional transmitido desde el Complejo Cultural Atlas de Rosario para FM9, 105.5 de Santa Fe y Radio Ciudad 88.1 de Venado Tuerto. 


OPINIONES RELACIONADAS


ONDA 9 S.A - 4 de Enero 2153 - (0342) 410 9999 3000 Santa Fe Argentina
Suscribite a nuestro Newsletter